• Lo Ultimo

    Evangelio del Día Sabado 14 de Diciembre - Lectura y Salmo de hoy

     Evangelio del Día Sabado 14 de Diciembre 

     Lectura y Salmo de hoy

    Lectura del Día

    Lectura del libro del Sirácide (Eclesiástico)
    Eclesiástico (Sirácide) 48, 1-4. 9-11


    En aquel tiempo, surgió Elías, un profeta de fuego;
    su palabra quemaba como una llama.
    Él hizo caer sobre los israelitas el hambre
    y con celo los diezmó.
    En el nombre del Señor cerró las compuertas del cielo
    e hizo que descendiera tres veces fuego de lo alto.
    ¡Qué glorioso eres, Elías, por tus prodigios!
    ¿Quién puede jactarse de ser igual a ti?
    En un torbellino de llamas fuiste arrebatado al cielo,
    sobre un carro tirado por caballos de fuego.
    Escrito está de ti que volverás,
    cargado de amenazas, en el tiempo señalado,
    para aplacar la cólera antes de que estalle,
    para hacer que el corazón de los padres se vuelva hacia los hijos
    y congregar a las tribus de Israel.

    Dichosos los que te vieron
    y murieron gozando de tu amistad;
    pero más dichosos
    los que estén vivos cuando vuelvas.


    Salmo

    Sal 79, 2ac y 3b. 15-16. 18-19
     R/. Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve

    Pastor de Israel, escucha,
    tú que te sientas sobre querubines, resplandece.
    Despierta tu poder y ven a salvarnos. R/.


    Dios del universo, vuélvete:
    mira desde el cielo, fíjate,
    ven a visitar tu viña.
    Cuida la cepa que tu diestra plantó,
    y al hijo del hombre que tú has fortalecido. R/.


    Que tu mano proteja a tu escogido,
    al hombre que tú fortaleciste.
    No nos alejaremos de ti:
    danos vida, para que invoquemos tu nombre. R/.



    Evangelio del Día


    Evangelio según san Mateo
    Mt 17, 10-13

    En aquel tiempo, los discípulos le preguntaron a Jesús: "¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?"
    Él les respondió: "Ciertamente Elías ha de venir y lo pondrá todo en orden. Es más, yo les aseguro a ustedes que Elías ha venido ya, pero no lo reconocieron e hicieron con él cuanto les vino en gana. Del mismo modo, el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos".
    Entonces entendieron los discípulos que les hablaba de Juan el Bautista.



    Reflexión Fray Nelson Medina.


    En la vida de la Iglesia necesitamos profetas como Elías, coherentes en la manera de vivir la fe y valientes para decir lo necesario a los poderosos de este mundo a pesar de ser amenazados.

    No hay comentarios

    Con la tecnología de Blogger.