• Lo Ultimo

    Evangelio del Día Viernes 22 de Mayo 2020 - San Juan Jn 16, 20-23


      Evangelio del Día  Viernes 22 de Mayo 2020

    Lectura del Día

    Lectura del Libro de los Hechos de los Apostoles
    Hch 18, 9-18

    En aquellos días, Pablo tuvo una visión nocturna en Corinto, en la que le dijo el Señor: “No tengas miedo. Habla y no calles, porque yo estoy contigo y nadie pondrá la mano sobre ti para perjudicarte. Muchos de esta ciudad pertenecen a mi pueblo”. Por eso Pablo se quedó allí un año y medio, explicándoles la palabra de Dios.
    Pero cuando Galión era procónsul de Acaya, los judíos, de común acuerdo, se abalanzaron contra Pablo y lo llevaron hasta el tribunal, donde dijeron: “Este hombre trata de convencer a la gente de que den a Dios un culto contrario a la ley”. Iba Pablo a tomar la palabra para responder, cuando Galión dijo a los judíos: “Si se tratara de un crimen o de un delito grave, yo los escucharía, como es razón; pero si la disputa es acerca de palabras o de nombres o de su ley, arréglense ustedes”. Y los echó del tribunal. Entonces se apoderaron de Sóstenes, jefe de la sinagoga, y lo golpearon delante del tribunal, sin que Galión se preocupara en lo más mínimo.
    Pablo se quedó en Corinto todavía algún tiempo. Después se despidió de los hermanos y se embarcó para Siria, con Priscila y Aquila. En Céncreas se rapó la cabeza para cumplir una promesa que había hecho.

    Salmo

    Sal 46, 2-3. 4-5. 6-7
     R/. Dios es el rey del mundo

    Pueblos todos, batid palmas,
    aclamad a Dios con gritos de júbilo;
    porque el Señor altísimo es terrible,
    emperador de toda la tierra. R/.


    Él nos somete los pueblos
    y nos sojuzga las naciones;
    él nos escogió por heredad suya:
    gloria de Jacob, su amado. R/.


    Dios asciende entre aclamaciones;
    el Señor, al son de trompetas:
    tocad para Dios, tocad;
    tocad para nuestro Rey, tocad. R/.


    Evangelio del Día


    Evangelio segun San Juan
    Jn 16, 20-23

    En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría.
    Cuando una mujer va a dar a luz, se angustia, porque le ha llegado la hora; pero una vez que ha dado a luz, ya no se acuerda de su angustia, por la alegría de haber traído un hombre al mundo. Así también ahora ustedes están tristes, pero yo los volveré a ver, se alegrará su corazón y nadie podrá quitarles su alegría. Aquel día no me preguntarán nada’’.


     Pero yo los volveré a ver, se alegrará su corazón y nadie podrá quitarles su alegría

    Reflexión Padre Luis Zazano.


    Reflexión Fray Nelson Medina.

     La alegría que trae Cristo nadie la puede entender ni detener, pero produce y multiplica conversiones.




    No hay comentarios

    Con la tecnología de Blogger.