palabradefecatolica@mail.com

Sagrado Corazon de Jesús

Celebraciones Catolicas

Sagrado Corazon de Jesús

La solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús se celebra el viernes siguiente a la solemnidad del Corpus Christi, casi como para sugerirnos que la Eucaristía no es otra cosa que el Corazón mismo de Jesús, de Aquel que de corazón cuida de nosotros. En esta misma fecha, la Iglesia celebra la Jornada mundial de oración por la Santificación de los Sacerdotes.

Oración al Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón de Jesús
nos consagramos a ti,
bendice nuestra familia,
nuestra morada, nuestras empresas.
Danos la gracia de cumplir
con nuestro deber.
Conserva en nosotros la paz y la confianza,
consuélanos en nuestras penas y tristezas y
haz que siempre crezca en nosotros tu amor.

Sagrado Corazón de Jesús en vos confío.
Sagrado Corazón de Jesús en vos confío.
Sagrado Corazón de Jesús en vos confío.

Oración al Sagrado Corazón de Jesús


Historia

La base de la devoción al Sagrado Corazón comenzó en el cristianismo primitivo. La Sagrada Escritura, particularmente el Nuevo Testamento, menciona el amor de Dios muchas veces, y los Padres de la Iglesia también discuten el amor de Dios.
En el siglo XI, los cristianos a menudo meditaban sobre las Cinco Llagas de Jesús, y la devoción específica al Sagrado Corazón provenía de esta meditación. Santa Gertrudis la Grande, que tuvo revelaciones privadas sobre el Sagrado Corazón, ayudó a profundizar la comprensión del Sagrado Corazón de Jesús a fines del siglo XIII.
Varios siglos después, en 1670, San Juan Eudes celebró la primera Fiesta del Sagrado Corazón. En 1673, Santa Margarita María Alacoque, una monja de la Visitación francesa, recibió sus propias revelaciones, en las que Jesús explicó Su amor por todas las personas, incluso permitiendo que Santa Margarita recostara su cabeza sobre Su Sagrado Corazón, como también Él le había permitido a Santa Gertrudis. Pidió que los católicos recibieran la Sagrada Comunión los primeros viernes del mes y lo adoraran en la Sagrada Eucaristía.
En 1675, Jesús le dijo a Santa Margarita que quería una fiesta anual en honor a Su Sagrado Corazón. En 1856, el Beato Papa Pío IX designó que la Fiesta del Sagrado Corazón se celebraría universalmente el viernes después de la octava del Corpus Christi cada año.

El corazón

En el lenguaje bíblico, el corazón tiene un significado mucho más amplio del que nosotros le atribuimos ordinariamente: indica toda la persona en la unidad de su conciencia, inteligencia, voluntad, libertad. El corazón indica la interioridad del hombre. Con su costado abierto, Jesús nos dice: "Tú me interesas", "Tomo tu vida en mi corazón". Pero también nos dice: "Haz esto en memoria mía: cuida de los demás. Con todo el corazón. Es decir, experimenta los mismos sentimientos de mi corazón y toma las mismas decisiones que yo he tomado"

Reconocimiento oficial

En 1765 el papa Clemente XIII aprobó un oficio del Sagrado Corazón, limitado a algunas diócesis. Casi un siglo más tarde, en 1856, Pío IX instituyó esta solemnidad como fiesta universal para toda la Iglesia católica. En esa línea de adhesiones pontificias, el papa León XIII, en 1899, hizo la consagración solemne de todo el mundo al Sagrado Corazón, manifestando que era «el acto más grande de mi pontificado», y escribió la encíclica Annum sacrum, poniendo el Año Santo de 1900 al calor del Corazón de Jesús. Por su parte, Pío XI firmó la encíclica Miserentissimus Redemptor, sobre la importancia de esta devoción para la espiritualidad cristiana, llamándola «el compendio de toda la religión y la norma de vida más perfecta». Y Pío XII, siguiendo los pasos de su predecesor, en 1956, dedicó otra larga encíclica a ponderar y propagar la devoción al Corazón de Jesús, titulada Haurietis aquas, donde asegura que «el culto al Sagrado Corazón de Jesús se considera, en la práctica, como la más completa profesión de la religión cristiana». Por su parte, Pablo VI, en 1965, da a luz la carta Investigabiles divitias, donde califica la devoción al Corazón de Jesús como «una forma noble y digna de esa verdadera piedad hacia Cristo que, en nuestro tiempo, por obra del Concilio Vaticano II en especial, se viene insistentemente pidiendo».

Oración

Divino Corazón de Jesús,
te ofrezco por medio del Corazón Inmaculado de María,
madre de la Iglesia, en unión con el sacrificio eucarístico,
las oraciones, acciones, alegrías y sufrimientos de este día
en reparación de los pecados y por la salvación de todos los hombres,
en la gracia del Espíritu Santo, para gloria del Padre Divino.
Amén.

Sagrado Corazón de Jesús

Ver Mas Celebraciones

Palabra de Fe Catolica

PARABOLAS NUESTROS SANTOS SACRAMENTOS CELEBRACIONES FRASES CATOLICAS ARTICULOS Y REFLEXIONES CONGREGACIONES CATOLICAS PRINCIPALES ORACIONES Biblia Online

Vatican News